Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
blog
Search in pages
curiosidad
receta
evento

Blog

Frida Kahlo: un icono eterno

   ABRIL 5 DE 2018 | ADMIN

“Intenté ahogar mis penas en alcohol, pero las condenadas aprendieron a nadar”, dijo Frida Kahlo una vez mientras reflexionaba sobre su propia vida. Cejijunta, andrógina (le gustaba comparar los rasgos de su cara con los rasgos masculinos) y minusválida, Kahlo vivió una vida llena de desgracias que se sucedieron hasta acabar con ella a los 47 años. Aquel accidente de tráfico se la llevó para siempre, pero su batalla contra las imperfecciones y limitaciones físicas se tradujeron en un arte que parece inagotable y que sigue moviendo a generaciones a día de hoy.

No existe rincón del mundo en el que no siga sonando su nombre. Más de medio siglo después de su muerte, los homenajes a la reconocidísima pintora se suceden en cualquier ámbito en el que su estilo, su arte o su esencia puedan ser aplicados. Parece que el mundo, lejos de olvidar a aquella revolucionaria que nació en México en 1907, rememora cada vez con más fuerza a la artista que menos números parecía tener para convertirse en un icono, pero ¿por qué?

Su arte, colorista, vitalista y expresivo, contrasta con la vida que Frida sufrió. Ella consiguió inaugurar un nuevo concepto de belleza que poco se acerca al canon clásico ampliamente establecido. Amaba su entrecejo y se dejaba crecer el bigote que fielmente reproducía en sus autorretratos. Utilizaba sus desgracias personales para empoderar las obras de arte que la hicieron famosa. Nunca tuvo miedo al dolor, al sufrimiento causado por las continuas infidelidades de su marido, a las 32 intervenciones quirúrgicas tras un accidente de autobús sufrido en sus años de juventud o a la poliomielitis que la acompañó hasta su muerte. Pintaba sobre ella misma, sobre lo que veía a través de sus ojos bajo un prisma de optimismo que sorprende a los que conocen su historia.

A día de hoy, Frida Kahlo es la artista latinoamericana mejor vendida en subastas -su obra “Dos desnudos en el bosque (La tierra misma)” llegó a alcanzar los siete millones en Christie’s-, pero es que, además, el pasado mes de marzo la famosa casa de muñecas Mattel comunicó que, con motivo del Día de la Mujer, lanzaba una versión de su histórica Barbie inspirada en la pintora mexicana.

Las grandes maisons de moda, como Dolce&Gabbana, Balenciaga o Gucci, llevan años rindiéndole homenaje a través de colecciones inspiradas en su estilo y que desfilan en las semanas de la moda más importantes del mundo. Piccasso, Bretón, Kandinsky y Duchamp ya se rindieron a sus pies la primera vez que vieron sus obras. Su autorretrato “Autorretrato-El marco” se convirtió en la primera obra que el Louvre adquirió de un artista mexicano. Fue portada de Vogue París en 1939. La política británica Theresa May apareció el año pasado con un brazalete con su cara y su diadema de flores es un emblema que hasta Lana de Rey quiso lucir en su videoclip “Born to Die”.

Frida Kahlo hizo las cosas antes que nadie, dándole sentido a su vida y a la de millones de personas que todavía la siguen en la actualidad. Es considerada como un emblema mundial y un ejemplo de talento, superación y eclecticismo que parece eterno a la vez que pionero. Así pues, la pregunta ya no debería ser ¿por qué Frida sigue siendo un icono a día de hoy?, sino: ¿y por qué no?